Interés General

Mascarillas y exfoliantes caseros

19 de Octubre, 2018 | por ABRIL PREATONI, MÉDICA Y CREADORA DE DUMITIÉ
De una u otra manera siempre se vuelve a las “costumbres de la abuela”. Y es que no existe persona que en su adolescencia no se haya hecho una mascarilla de avena. ¿En qué momento olvidamos esas sanas costumbres? Aquí, algunas ideas para recuperar esas recetas perdidas y preparar productos caseros y naturales.
Foto: acettolo

¿Escuchaste hablar alguna vez de la slow cosmétique? Te la sugiero, es súper interesante, son “pensamientos con sentido común” de esos que hoy no se venden ni se compran. Motivada por esta corriente decidí compartirles algunas recetas de cabecera de exfoliantes y mascarillas. Un bálsamo para el alma, para el cuerpo y para la piel.

Exfoliantes

  • Facial

En un bowl mezclar 1 cucharada sopera de azúcar mascabo y 1 de aceite de palta o germen de trigo. Opcional: agregar 3 gotas de jugo de limón o pomelo para aumentar la capacidad limpiadora. Con suaves masajes circulares aplicar la mezcla sobre la piel húmeda. Después de 20 minutos enjuagar con agua tibia.

  • Labios

Mezclar en un bowl 2 cucharadas de azúcar mascabo con 1 1/2 de aceite de coco (revolver y pisar). Con suaves masajes circulares exfoliar los labios y enjuagar con agua tibia. Posteriormente, hidratarlos. Tip de oro: la manteca de karité es excelente aliada para la hidratación de los labios. Si te sobra, podés guardarlo en la heladera en un potecito previamente limpiado con alcohol.

Mascarillas

  • Básica

Mezclar 4 cucharadas de avena con 1/3 de agua tibia y dejar que los copos absorban agua por algunos minutos. Agregar 2 cucharadas de miel, 2 de yogur natural y una clara de huevo. Aplicar en el rostro 15 minutos y retirar con agua tibia. Es ideal hacerlo una vez por semana.

  • Astringente

Mezclar 3 cucharadas de avena, 2 de miel, 1 de azúcar y el jugo de media naranja. Aplicar en el rostro durante 15 minutos y retirar con agua tibia. Frecuencia: una vez por semana.

  • Piel seca

Mezclar 1 cucharada de aceite de jojoba con 2 cucharadas de miel orgánica y aplicar en el rostro. Dejar actuar 20/25 minutos y después enjuagar con agua tibia. Se puede guardar en un frasco esterilizado en la heladera, por unos días. Cada vez que se utilice, remover muy bien con una cuchara. Si la piel está muy seca, usarla 1/2 veces por semana.

Por cualquier consulta o inquietud escribí a dumitie@gmail.com. Conocé más sobre el universo de la cosmética verde en www.dumitie.com


NOTAS RELACIONADAS

Comentarios