Diseño

Si querés cambio verdadero, caminá distinto

18 de Diciembre, 2018 | por Ezequiel Mondino
Productos reciclados, comercio justo y ayuda a proyectos inclusivos se combinan para dar origen a LEAF Social, una marca que trabaja por un mundo mejor en cada paso.

¿Cómo es que se conectan la moda, la basura, las ONG y los negocios? Empecemos. En Argentina se producen más de 100 mil toneladas anuales de neumáticos de desecho, de las cuales la mitad se genera en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano. Cada uno tarda más de mil años en degradarse. A esta situación se le suman unas 14 millones de toneladas de basura, donde el 14% son plásticos. Al mismo tiempo, el consumo de prendas de vestir produce 1.5 toneladas de monóxido de carbono por hogar al año, colocando a esta industria como la segunda más contaminante del mundo. Las cifras impactan y no de manera positiva.

A su vez, hoy las ONG y fundaciones dependen de métodos quedados en el tiempo y poco efectivos para recaudar dinero para sus proyectos sociales. Las empresas que colaboran lo hacen de manera temporal y como parte de una estrategia de marketing.

Frente a este panorama, un grupo de emprendedores tomó el desafío de generar un modelo de negocio que ofreciera una solución a cada uno de estos problemas: el de los desechos y el del financiamiento de las organizaciones.

Así nació LEAF Social, una empresa solidaria dispuesta a hacer las cosas de una manera distinta y priorizando el impacto social. “Se trata de destinar el margen principal de las ventas a los proyectos de organizaciones sociales”, dice Santo Parsons, impulsor y actualmente CEO de LEAF, empresa que en el 2017 aportó más de 100 mil pesos para proyectos sociales a través de la venta de sus productos reciclados.

LEAF innova en la industria de la moda haciendo desde zapatillas con suela de caucho de neumáticos reciclados hasta carteras y mochilas con banners en desuso y silobolsas que el campo desperdicia, con manijas de viejos cinturones de seguridad. “La basura es un error de diseño, es una oportunidad de reinventar. Es fácil rendirse y descartar, lo interesante y divertido es ser creativo y darle una segunda oportunidad a las cosas”, comenta Cinthia Fehling, CMO de la empresa.

Otro diferencial es su forma de producción. La empresa diseña y fabrica sus productos junto a diseñadores de moda sustentable en pequeños talleres familiares y de forma artesanal, incentivando la economía regional, la inclusión social y la reinserción laboral, demostrando que la industria argentina tiene muchísimo potencial.

Les gusta llamar a sus consumidores como “protagonistas del cambio”: personas conscientes que buscan ser parte de algo más grande, solidario con sus alrededores y el planeta; personas que entienden que las decisiones de consumo son una herramienta simple y poderosa para cambiar el mundo y proteger a sus habitantes. “Creamos productos que son un símbolo de esperanza y concientización, sumándole un valor agregado único y protegiendo nuestro mundo para futuras generaciones”, expresa Cintia Fehling.

LEAF Social es un ejemplo de que la moda sustentable no es solo una tendencia sino una elección y estilo de vida. Que la producción con propósito es posible y que se puede apostar a un modelo de negocio que contribuya a solucionar problemas sociales y ambientales. Es una invitación a las empresas a convertirse en agentes de cambio positivo en cada paso.

Descubrí toda la línea de productos solidarios y sustentables en www.leafsocial.com. Accedé a la tienda en www.beleaf.club


NOTAS RELACIONADAS

Comentarios